Camionero famoso por sus videos temerarios fue imputado por robo y atentado a la autoridad

El camionero Leonardo Fabian Mokfalvi (57) apodado “Renolito”, que en 2020 filmó videos convertidos en virales mientras conducía en forma temeraria por rutas de Tierra del Fuego, fue imputado en dos causas penales, una por robo y otra por intentar atropellar a dos mujeres policías en la ciudad de Ushuaia donde reside, confirmaron fuentes judiciales.


Mokfalvi se hizo famoso hace un año y medio, cuando se filmó en el invierno de 2020 conduciendo un camión marca Renault por la ruta nacional Nº3 cubierta de nieve y hielo, sin cinturón de seguridad, a los gritos, escuchando música a todo volumen y exhibiendo una damajuana, mientras se cruzaba de carril y desafiaba la obligatoriedad de utilizar cubiertas con cadenas.

El conductor terminó protagonizando un accidente de tránsito el viernes 26 de junio de ese año a las 16, a pocos kilómetros de Río Gallegos en la provincia de Santa Cruz, cuando llevaba carga para un supermercado y antes de perder su empleo como transportista que, según sus propios dichos, desempeñaba desde hacía 35 años.

Sin embargo, de regreso a Ushuaia y dedicado a la comercialización de choripanes, Mokfalvi acaba de ser imputado en dos causas penales.

La primera de ellas obedece a un robo denunciado el domingo 2 de enero por Sandro Rafael Zeballos (45) ante la comisaría quinta de Ushuaia.

Zeballos denunció que estaba a cargo del cuidado de una vivienda y que al concurrir al domicilio ubicado en el barrio Valle de Andorra de la capital fueguina, encontró que había sido violentada la puerta y que faltaban elementos como “un compresor, un cargador de batería, tres pistolas de pintura, tres remachadoras y un televisor de 75 pulgadas”, según se describe en las actuaciones policiales.

Las autoridades locales iniciaron una investigación y a través de las cámaras de seguridad llegaron hasta otro domicilio del mismo barrio que resultó ser el de “Renolito”.

El lugar fue allanado el 5 de enero por orden del juzgado de instrucción Nº2 y allí encontraron los elementos robados, por lo que el ex camionero quedó imputado en el proceso penal.

En tanto, el domingo 9 de enero, dos policías mujeres de la misma comisaría quinta denunciaron que un vehículo había intentado atropellarlas mientras realizaban una patrulla preventiva por la zona a pie.

Las agentes femeninas contaron que, primero, un auto sin luces se les acercó acelerando y frenando “repetidas veces”, y que cuando se dieron vuelta, el conductor “avanzó en línea recta hacia ellas esquivándolas a apenas dos metros de distancia”, sostiene la denuncia.

Al rato, y cuando ya habían pedido refuerzos, la misma persona salió de un kiosco, subió al vehículo y “luego de girar en U se les acercó peligrosamente hasta arrojarles el vehículo encima con intenciones de atropellarlas” lo que no logró porque “pudimos saltar a la vereda”, expusieron las uniformadas.

Las pesquisas posteriores determinaron que el auto era un Renault Symbol y que el conductor era Mokfalvi, a quien la justicia notificó de derechos y garantías pero no ordenó detener hasta el momento.