Sugestivo incendio del aserradero vinculado al caso de corrupción en Tolhuin

Mientras los bomberos y los miembros de Defensa Civil intentaron controlar el incendio iniciado el pasado martes en el aserradero El Litoral, de Tolhuin, no pasó desapercibido que se trata del mismo establecimiento vinculado al caso de corrupción denunciado en ese Municipio semanas atrás.

Según las primeras informaciones, el fuego comenzó en un sector de acopio de “residuos de materiales madereros y otros remanentes resultantes de la actividad foresto-industrial”, y podría haberse desatado de manera intencional.


Aunque para ello habrá que esperar que se extingan por completo las llamas, el incendio podría haberse originado a raíz de la utilización de alguna sustancia acelerante, indicaron fuentes policiales.


“El Litoral” es el aserradero propiedad de Ramón Rivero, el padre de la secretaria de Hacienda de Tolhuin, Luciana Rivero, y el lugar donde también se desempeña la pareja de la funcionaria, Fabián Marcheone.


Según reveló el “arrepentido” Matías Urrijola, Luciana Rivero y Marcheone se pusieron de acuerdo para crear la empresa “3DF” con la que Urrijola le facturó unos $3 millones en artículos de limpieza a la municipalidad de Tolhuin, utilizando precios sobreevaluados y presupuestos falsos de otras empresas.

Las ganancias eran repartidas, “70% para ellos y 30% para mí”, reconoció Urrijola a periodistas de Ushuaia y Río Grande.
Según Urrijola, los productos se compraban en negocios de Ushuaia y de Río Grande, y se pagaban con “cheques de Rivero”, para luego ser revendidos al municipio.

La cuenta bancaria de “3DF” era “manejada por Marcheone”, y de allí salían luego transferencias “a la funcionaria directamente, o a parientes e incluso ex socios”, señaló.

Como parte de la operatoria, Urrijola reconoció haber fraguado decenas de presupuestos de otras empresas para que “compitieran” en los concursos de precios.

Además, Urrijola reconoció que también trabajaba en El Litoral, donde conoció a Marcheone.

El arrepentido tuvo diferencias con sus empleadores y se desvinculó de la empresa, justo antes de que formulara la denuncia por el presunto caso de corrupción, aunque él dijo que hizo público el caso luego de las agresiones que sufrió el periodista Telmo Benítez por haber contado la maniobra en su radio.

Lo cierto es que el aserradero que habría sido incendiado de manera intencional es el lugar donde se habría planeado la maniobra fraudulenta contra el municipio, con la participación de Urrijola y Marcheone, y en el sitio que pertenece al padre de la secretaria de Hacienda involucrada en el caso.

Foto: eldiariodelfindelmundo.com