VIOLENCIA DE GÉNERO: Diario Norte del Chaco destaca el rol de funcionarias de esa Provincia en apoyo de Carla

Mientras Carla recorría los pasillos del Poder Judicial fueguino en busca de protección y su ex pareja, el relator del STJ Marcelo Guzmán violaba la prohibición de acercamiento, la Ministra de la Corte chaqueña María Emilia del Valle y la Diputada provincial Jessica Ayala se solidarizaban con la víctima e iniciaban una cadena de solidaridad en la Provincia natal de Carla.

Diario Norte del Chaco detalla el rol que tuvieron funcionaras de esa Provincia en apoyo de Carla, la mujer víticma de violencia de género por parte de un alto funcionario del Poder Judicial de Tierra del Fuego.

La nota, firmada por el periodista Hugo Horacio Peralta, revela que al conocerse los hechos de violencia denunciados por Carla en el video que difundió en sus redes sociales, la ministra del Superior Tribunal de Justicia del Chaco (STJ) María Emilia Valle se comunicó con el el Juez del STJ fueguino Ernesto Löffler para pedirle una explicación sobre cómo, en tiempos que la sociedad obliga una mirada integral, inclusiva y perspectiva de género, haya dejado pasar un caso de violencia tan grave. Valle, que en todo momento siguió el hecho junto con la otra villagelense y diputada Jessica Ayala, pidió a Löffler actuar en consecuencia y de inmediato.

Durante doce años Carla fue sometida de todas las formas por su marido Marcelo Guzmán, abogado y exdiputado de la provincia de Córdoba, y hasta que fue desenmascarado por Carla se movía como pez en el agua: estaba al lado del poder. Era relator del Superior Tribunal de Justicia y mano derecha del juez del Ernesto Löffler, el mismo que demoró todo lo posible para expresarse y sacarlo de su lado. El vocal del máximo tribunal salió de letargo cuando la ministra del Superior Tribunal de Justicia del Chaco (STJ) María Emilia Valle se comunicó para pedirle una explicación sobre cómo, en tiempos que la sociedad obliga una mirada integral, inclusiva y perspectiva de género, haya dejado pasar un caso de violencia tan grave. Valle, que en todo momento siguió el hecho junto con la otra villagelense y diputada Jessica Ayala, pidió a Löffler actuar en consecuencia y de inmediato.

Es que Valle y Ayala fueron las primeras en ponerse en contacto con su conocida de la infancia y adolescencia, la que compartieron varias etapas en Villa Ángela. El padre de la víctima fue el intermediario más adelante entre las partes y a partir de ellas comenzó la cadena de solidaridad en la provincia con llamadas y gestiones desde las distintas áreas del Estado.

La mujer tiene dos hijas, de 19 y 8, la primera tenía 3 cuando víctima y victimario se conocieron, y la más chica es hija de ambos. Guzmán y Carla tuvieron una fuerte discusión, luego de que Carla cayera de una escalera, el marido la golpeó salvajemente. El día que se animó a contarlo en Facebook, el crudo relato que NORTE compartió en las redes sociales y que repercutió aceleradamente en los medios nacionales, la mujer hacía cinco días que había denunciado a su agresor. Logró una exclusión de hogar y una cuota alimentaria, pero Guzmán rápido de reflejos tramitó la prohibición judicial para que Carla no pudiera salir de la provincia con la niña. Estaba a su merced. La lucha se tornó más visible y el final fue otro.

Con seguridad policial las 24 horas, la sobreviviente espera arribar a su tierra antes de fin de mes para abrazar a Valle, Ayala, las que agotaron todas las instancias para contenerla y rescatarla, y con todas las que se transformaron en faro y custodia de ella y sus dos hijas.

Fuente: Diario Norte