Tierra del Fuego sumó cuatro casos de coronavirus durante la última semana

La provincia de Tierra del Fuego sumó cuatro casos de coronavirus durante la última semana, tres correspondientes a personas que visitaron la ciudad de Ushuaia y uno a un trabajador del sector turístico, confirmaron fuentes oficiales del Ministerio de Salud fueguino.


De esta forma, la jurisdicción interrumpió un período de cinco semanas consecutivas en que no se registraban casos autóctonos de la enfermedad, desde comienzos de noviembre.

La temporada de verano, y en particular el inicio de la recalada de cruceros en el puerto de la capital fueguina, derivaron en la aparición de contagios asociados a la actividad turística.

La semana pasada hubo 7 casos, todos importados, y la anterior 11, 9 correspondientes a los 173 tripulantes del crucero “Ultramarine”, de la empresa Quark Expeditions, que había arribado a Ushuaia el 25 de noviembre.

En relación a los casos de los últimos siete días, las autoridades sanitarias precisaron que dos se detectaron en la ciudad de Río Grande, y son importados, y 2 en Ushuaia, uno de ellos importado y el otro correspondiente a un integrante del sector turístico.

Así, Tierra del Fuego cuenta actualmente con 6 personas que cursan la enfermedad (2 menos que en la semana anterior).

De acuerdo al informe oficial, la última muerte por coronavirus en la provincia ocurrió el 27 de septiembre, mientras que por undécima semana consecutiva no hay personas internadas en terapia intensiva.

Los funcionarios confirmaron que en la actualidad hay 31.757 contagiados desde el inicio de la pandemia: 31.258 fueron dados de alta y hay 494 fallecidos.

Tras 17 semanas de mejoras continuas de la situación epidemiológica, la provincia comenzó a tener nuevas señales del virus a partir de la reapertura del turismo extranjero, en especial a través de los viajes en crucero.

Las alertas aparecieron en la tripulación de los barcos o entre los visitantes que llegan a Ushuaia vía aérea, para iniciar travesías por la Antártida.

“La realidad es que el virus continúa circulando en todo el país”, reconoció la ministra de salud, Judith Di Giglio, y valoró el funcionamiento de los protocolos sanitarios, sobre todo en el puerto de Ushuaia.

Por su parte el Instituto Fueguino de Turismo (Infuetur) y el Comité Operativo de Emergencia (COE) solicitaron “intensificar las medidas de prevención” a trabajadores del sector turístico que se desempeñan en hoteles, establecimientos gastronómicos, servicio de guías y transporte, entre otros.

Así y todo, el gobierno fueguino sostiene la flexibilización de actividades dispuesta por autoridades nacionales desde el 1 de octubre, e incluso esta semana anunció la adhesión a la implementación del llamado “pase sanitario” desde enero de 2022.

Además de eliminar el uso obligatorio de barbijo al aire libre (salvo en casos de aglomeraciones) la provincia obtuvo la autorización nacional para recibir turismo extranjero a través del Aeropuerto de Ushuaia y para habilitar la temporada de cruceros, que comenzó el domingo 7 de noviembre con la llegada del “National Geographic Endurance”.

En cuanto al plan de vacunación, la provincia informó haber recibido hasta el momento 319.248 dosis: 151.323 personas recibieron la primera (casi un 93% de la población) y 132.574 recibieron la segunda (un 80% de los fueguinos).

A su vez, se aplicaron 6.796 dosis adicionales y 6.712 dosis de refuerzo.

La provincia anunció un sistema de descentralización de las vacunas, que dejaron de aplicarse en vacunatorios especiales para comenzar a inocularse en hospitales y centros de salud, por demanda espontánea los días sábados y también por turnos gestionados vía telefónica durante los días de semana.