PRODUCCIÓN ACUÍCOLA. La viabilidad de cultivar salmones en piletones

El Dr. Gustavo Lovrich, biólogo e investigador del CONICET, analizó la posibilidad de proyectar la salmonicultura en la provincia en entornos controlados. La forma más recomendada es mediante piletones en tierra con sistemas de recirculación cerrados, que son cada vez más comunes a nivel global debido a su menor impacto ambiental.

Ushuaia a tu lado banner 728x90 1

Recentemente, las declaraciones de Rubén Cherñajovsky, titular del grupo Newsan, sobre un proyecto para desarrollar la salmonicultura en Ushuaia, han generado polémica por la prohibición de criaderos en el canal Beagle.

Paletones de acuicultura.

El Dr. Gustavo Lovrich, especialista de CONICET, abordó la viabilidad de la salmonicultura en Tierra del Fuego en áreas distintas al Beagle.

“Si es posible criar animales de aguas frías en lugares como Dubai o la península de Florida cerca de Miami, es evidente que también se puede en áreas con aguas frías. Los sistemas de recirculación cerrados, investigados y probados durante casi 20 años, permiten un control total del sistema”, explicó.

Estos sistemas utilizan piletones en tierra que recirculan el agua a través de diversos filtros, purificando el agua antes de devolverla a las piletas. Además, los nutrientes generados por los animales pueden ser reutilizados en otras actividades, como el riego.

“Las actividades relacionadas con la naturaleza requieren un control adecuado. Aquellos que consideran la naturaleza como una fuente inacabable de recursos están equivocados. Todo tiene límites y estos son determinados por los controles”, subrayó. Asimismo, destacó la necesidad de legislación específica para las nuevas actividades acuícolas, ya que las leyes generales actuales no son suficientes.

Lovrich señaló que los sistemas de recirculación cerrados están ganando popularidad mundialmente. Aunque los costos de instalación son similares a los de las jaulas en el mar, los sistemas en tierra están limitados por el espacio físico. “A pesar de esto, se prevé que aproximadamente un 20% de la producción mundial de salmón en los próximos años provenga de sistemas de recirculación cerrados, los cuales producen un producto Premium de mayor calidad que los cultivos en el mar”.

Comparando el impacto de la salmonicultura entre Noruega y Chile, Lovrich indicó que el impacto ambiental es similar, variando según la escala y la intensidad del cultivo. “Noruega tiene regulaciones más estrictas mientras que en Chile las regulaciones, aunque existentes, son más permeables.”

En Chile, mencionó, las mismas empresas a menudo influyen en la creación de la legislación. “El Estado, representando a toda la sociedad, debe estar presente en la formulación de estas leyes para prevenir malas prácticas”, concluyó.

Finalmente, Lovrich enfatizó que “la actividad es completamente factible siempre y cuando no se realice en el ambiente natural.”