Más críticas contra el proyecto de Melella para la OSEF

Dos referentes del sector estatal sumaron sus pareceres sobre la cuestionada iniciativa que impulsa el gobierno provincial. El acento del rechazo está puesto en la desastrosa gestión del directorio.

Continúa sin pausa la andanada de críticas por parte de distintos referentes del sector estatal contra el proyecto del gobernador Gustavo Melella que busca modificar la ley de creación de la Obra Social del Estado Fueguino, que por estos días se trata en comisiones de la Legislatura provincial.

Elvia Agüero, trabajadora de OSEF, se quejó porque “los afiliados y afiliadas nos tenemos que hacer cargo de la mala administración que llevan los funcionarios de la obra social”

Puntualizó en el argumento del oficialismo provincial y los funcionarios de OSEF, que el déficit de la obra social se debe a la inclusión del grupo familiar, por lo que ahora pretenden elevar el aporte: “Yo no creo que sea así -dijo-. El problema radica en la mala administración de los ingresos de la obra social”.

Ejemplificó con el reciente empréstito de $ 1.000 millones para a la obra social que autorizó la Legislatura, “y el vicepresidente (de OSEF) habla de un déficit de $ 500 millones. ¿Por qué nos tienen que subir a los afiliados los aportes? ¿Por qué no equilibran las cuentas? ¿Por qué no se hacen bien las cosas?” Reclamó en consecuencia una urgente auditoría. 

En tanto, para Gabriel Karamanian, dirigente del Sindicato del Personal Jerárquico de la Municipalidad de Ushuaia, la discusión principal pasa por evaluar cómo se está administrando la OSEF, y por quiénes.

“Hay muchos aspectos que se pueden cuestionar del proyecto del ejecutivo provincial, pero esa discusión en particular, para nosotros soslaya la discusión principal, que es cómo se está administrando la OSEF”, argumentó Karamanian.

Sin negar la situación grave que se atraviesa, incluso aceptando que quizás se necesite una suba de aportes y contribuciones o mayores ingresos, “no puede ser la única discusión, porque la discusión de fondo es cómo se están administrando los fondos de la OSEF” insistió.

Consideró que el proyecto de Melella apunta a la coyuntura “y nosotros creemos que la cuestión hay que agarrarla de lleno. ¿Quién conduce la institución? Hoy la está conduciendo el mismo que te tiene que girar el dinero. Por lo tanto, es una contradicción importante”, denunció.

En este sentido contrastó que no son los trabajadores quienes están en la conducción de la obra social. Y reafirmó su idea de rechazar dar una discusión artículo por artículo “porque estamos soslayando los problemas principales. El problema es más estructural y tiene que ver con cómo se administra y quién administra”.