OSEF le compra al Laboratorio del Fin del Mundo medicamentos para pacientes oncológicos con sobreprecios del 50%

Sucede mientras el Tribunal de Cuentas realiza una auditoria integral del Laboratorio del Fin del Mundo. El mecanismo es que la OSEF usa al laboratorio como intermediario para comprar medicamentos con sobreprecios del 50%.

En noviembre del 2021 publicamos que la empleada de OSEF Elvia Agüero denunció ante la Fiscalía de Estado y el Tribunal de Cuentas el mecanismo creado en OSEF para generar un circuito de compra de medicamentos excluyendo a los laboratorios productores y utilizando al Laboratorio del Fin del Mundo como intermediario para justificar sobreprecios.

Como consecuencia de la denuncia el Tribunal de Cuentas inició una investigación que seguramente será relacionada con la auditoría integral que desde el 3 de enero se realiza en el Laboratorio del Fin del Mundo.

A pesar de la denuncia de Agüero y la difusión pública de la misma las autoridades de OSEF continuaron utilizando este mecanismo, como se evidencia en la compra de medicamentos para tratamiento de pacientes oncológicos en los que se han pagado sobreprecios del 50% al Laboratorio del Fin del Mundo.

Noticia de Tapa tuvo acceso a facturas de proveedores de OSEF, con fecha 28 de octubre y 29 de noviembre la obra social adquirió al Laboratorio del Fin del Mundo los medicamentos: Tafinlar 75 mg en sus presentaciones de 28 y 120 cápsulas con un valor unitario de $ 193.938 y $ 802.903 respectivamente. Los mismos productos fueron adquiridos el 1 de diciembre a Farmanet S.A. con un valor unitario de $ $ 134.144 y $ 536.574. Este proveedor además de cotizar menores precios realiza a OSEF un descuento adicional sobre el precio de lista que varía con cada medicamento, pero que en promedio se encuentra en un 10%.

Además, OSEF adquirió el medicamento Mekinst 2 mg x 30, abonándole al Laboratorio del Fin del Mundo la suma de $ 452.396 para posteriormente comprar el mismo medicamento a Farmanet por $ 301.335.

En promedio en estas comprar la obra social de los trabajadores estatales pagó sobreprecios de entre el 44,58% y el 50,13%. Un claro ejemplo que el problema de OSEF no es la falta de recursos que debe solucionarse aumentando el aporte de los trabajadores, sino un mecanismo de compras creado justificar sobreprecios y que cuenta con el Laboratorio del Fin del Mundo como un engranaje sustancial para dicho fin. El Laboratorio fueguino NO fabrica ninguno de estos medicamentos y es un simple intermediario en la gestión de compras generando un sobreprecio del 50%.

imagen 40
Cuadro comparativo valores unitarios
Nota: Farmanet precio final abonado por OSEF luego del descuento

La denuncia de Elvia Agüero

En su presentación realizada en noviembre del 2021 solicitó «se investiguen las acciones desplegadas por las autoridades de OSEF en la compra de medicamentos mediante la Licitación N° 01/2021″. Además, denunció que durante el 2021 las autoridades de OSEF «han llevado a una situación de virtual colapso a la provisión de medicamentos, se han cerrado cuentas por falta de pago a laboratorios proveedores de medicamentos y ha aumentado el gasto destinado a las farmacias convenidas, generando además un aumento desproporcionado de recursos presupuestarios con absoluta ineficiencia en la asignación de los mismos«.

Para Agüero las autoridades de OSEF fueron generando un mecanismo para ir eliminando proveedores de medicamentos, en parte mediante el no pago a ciertos laboratorios, provocando que los mismos disminuyeran el crédito a OSEF, pero además dejando de utilizar el mecanismo de compras directas que desde el año 2009 le permitía a la obra social adquirir a los laboratorios productores obteniendo los mayores descuentos de la cadena de comercialización.

La representante sindical explicaba que «Los servicios propios de farmacia de OSEF pueden proveerse de medicamentos a través de dos eslabones diferentes de esa cadena:

El primer eslabón de la cadena de comercialización es el laboratorio productor que vende por sí, o a través de deistribuidoras logísticas los medicamentos que elbaroa, y tiene un precio de salida de lanoratorio. Compar al primer eslacón (productor) tiene como beneficio el mayor descuento, pero a veces se solicitan cantidades mpinimas altas en cuyo caso puede optarse por la compra en el segundo eslabón.

El segundo eslabón está constituido por droguerías y distribuidoras logísticas no constituidas por laboratorios, sino que los tienen en su cartera como proveedores. Una compra en droguería disminuye los beneficios económicos para la Obra Social, en virtud de su propio porcentaje de ganancias.«

El mecanismo

Según denuncia Elvia Agüero el mecanismo creado por la gestión de Mariana Hruby en OSEF se basa en dos pilares: el primero dejar de lado la posibilidad de compra directa a los laboratorios productores y por tal motivo debiendo adquirir la obra social los medicamentos a través del segundo eslabón de comercialización: las droguerías.

En segundo lugar, aplicando un sistema de premios y castigos. En este punto Hruby penaliza a ciertos proveedores demorando el pago de sus facturas durante varios meses, lo que genera que los mismos no se presenten en futuras compras allanando el camino para el Laboratorio del Fin del Mundo.

El mismo mecanismo utilizó para justificar el inicio de gerenciamiento de prestadores médicos. Ahogó financieramente a médicos que facturaban en forma individual a OSEF para que los mismos aceptaran la cancelación de sus contratos y comiencen a facturar sus servicios a través del dueño de la Clínica San Jorge.