INVIERNO EN EL FIN DEL MUNDO. Buen avance de la temporada en Ushuaia

Una referente de servicios turísticos de Ushuaia analizó el avance de la temporada invernal en Ushuaia. Celebró la enorme cantidad de turistas que llegaron a la ciudad. Pero no dejó de puntualizar algunas problemáticas que esperan solución.

María Salduna, una de las propietarias de “La Cabaña, Casa de Té”, enclavada en la base del glaciar Martial, delineó en Noticia de Tapa Radio el desarrollo de la temporada invernal que transita la ciudad de Ushuaia, de acuerdo con su propia experiencia.

“Estallada la temporada, mucha afluencia de gente” define exultante María a la consulta puntual del periodista. En términos particulares, señaló que de la inmensa cantidad de turistas que visitan su negocio de 28 años en Ushuaia, la mayoría es “el público esquiador, mucho del Norte del país, sobre todo de Buenos Aires. Y muchos brasileros”.

reserva turistica
Invierno en La Cabaña

María Salduna forma parte de la llamada Reserva, una especie de organización vecinal y espontánea que reunió a emprendedores de servicios turísticos en ese sector de Ushuaia, y que de forma organizada y mancomunada se ocupan de resolver problemas y dificultades que se presentan de manera de mantener unos altos estándares en cuanto a atención turística.

Puesta a analizar el comportamiento del turista que recorre la zona o consume en su cabaña, María enunció una teoría que comparte, y es que, si se ofrece un lugar limpio y cuidado, eso favorecerá la actitud del turista. “Si está todo sucio, tirado o roto, qué le hace una basura más”.

En términos generales consideró que “el turista es muy cuidadoso y si no es cuidadoso y se lo marcás, toma conciencia y pide disculpas”.

cabana nieve
Invierno en Ushuaia

En cambio, encontró que el problema se produce en mayor medida con el público local. “Hay dos usuarios del camino -explicó-. Uno la gente que hace deportes, de invierno o de verano, bicicleta, correr. Esos son más cuidadosos. Pero un montón de gente que viene al camino a la noche o a la madrugada y ese es el problema, porque esa gente no cuida. Es increíble y horrible porque vivís juntando cosas tiradas. Y después porque por más que haya tolerancia cero, la gente sigue tomando y manejando. Esa gente si deja tirado el envase, lo que tenía dentro se lo lleva en el organismo” denunció.

Consultada sobre la actualidad del turismo en Ushuaia, donde en alta temporada se percibe una altísima capacidad de carga, señaló que esa temática “es una asignatura pendiente”, y reclamó al respecto que “el turismo debe de una buena vez ser una política de Estado, que no lo ha estado siendo”.

María explicó el exceso evidente en la capacidad de carga de la ciudad en la cantidad de alojamientos informales que han surgido en el último tiempo: “No sabes cuál es la capacidad de alojamientos que tiene la ciudad. No podés conseguir un paseo en 4 x 4, no podés conseguir un paseo en trineo con perros, está todo estallado, entonces vos decís, ‘¿pero cómo? ¿cuántos hoteles hay?’ Y es realmente toda esa parte informal que el Estado no la tiene en cuenta o no la puede contabilizar. Hay una gran falta de control”

Pidió en consecuencia un análisis serio de la capacidad de carga de la ciudad. Que, si bien puede mensurarse a través de la cantidad de vuelos que arriban a Ushuaia en determinado período de tiempo, es menester diferenciar “los vuelos de las plazas. No hay que contabilizar la cantidad de vuelos, sino de plazas, porque muchas veces depende del avión es la cantidad de plazas que tienes”.

El último problema a su entender grave que puntualizó es el del transporte privado de taxis y remises, donde constata permanentemente que “no conseguís para que la gente pueda bajar o para ir al aeropuerto. Son todas cosas que hay que analizar muy bien para que no sigan pasando. Después van a haber aplicaciones que van a querer trabajar y van a tener líos con los taxis y remises. La verdad es que falta transporte para tanta gente” añadió finalmente María Salduna.