CUOTAS ALIMENTARIAS. Alertan aumento de la morosidad

El abogado Jorge Hernández afirmó que en más del 40% de las consultas que recibe están relacionadas con deudas alimenticias.

El abogado Jorge Hernández alertó sobre las situaciones de tensión que se viven en los núcleos familiares por el crecimiento de la mora en el pago de cuotas alimenticias. Sostuvo que, en la mayoría de los casos, los demandados tienen ingresos magros o insuficientes.

Ushuaia a tu lado banner 728x90 1

Lo hablábamos con representantes de áreas de desarrollo económico y sociales de la provincia de gobierno esta semana, todos los días hay familias nuevas en Tierra del Fuego que ingresan al circuito de pobreza y estas situaciones muchas veces hacen que los vínculos intrafamiliares se tensen y se generen más situaciones de violencia.” resaltó el letrado.

En una entrevista por FM Masters, el abogado Jorge Hernández explicó los temas más críticos en las causas de familia, donde una de las principales demandas tienen relación con la morosidad en el pago de cuotas alimentarias, la violencia de género y el impacto del trabajo no registrado en Tierra del Fuego.

Consultado por Carla Fulgenzi Hernández sobre una nota publicada en Página 12 que indica que tres de cada cuatro padres no cumplen con sus obligaciones alimentarias, Hernández aclaró que “se refiere a cuestiones que tienen que ver con una estadística nacional, y es mucho más difícil en otras provincias llegar a un padre de deudor que en Tierra de Fuego. En general en Tierra de Fuego tenemos una alta tasa de trabajos registrados en blanco y así se genera una facilidad para lograr que las cuotas alimentarias se abonen mediante descuento automático.” y agregó “El problema es que cuando tenés padres que no tienen un trabajo registrado blanco, que no tienen bienes a su nombre, que se la pasan evadiendo la cuestión de estar registrados en algún lado para que vos no puedas embargar, que no ponen ni siquiera un auto, es un nombre, nada.

El abogado señaló que, aunque hay padres responsables que buscan regularizar sus pagos, muchos evaden estas responsabilidades. Hay papás que cumplen, que vienen a mi estudio para dejar todo escrito y pasar los alimentos de manera automática, pero son casos aislados, afirmó Hernández.

Hernández también relacionó el incremento de la violencia de género con las tensiones económicas dentro de los hogares. La mayoría de las cuestiones de violencia, tanto de género como intrafamiliar, surgen dentro de una vivienda donde las tensiones económicas exacerban los conflictos, explicó.

Otro punto crítico mencionado por Hernández es el impacto del trabajo no registrado. Indicó que es común encontrarse con padres que no tienen empleo formal o bienes a su nombre, lo que dificulta la aplicación de medidas legales para garantizar el pago de las cuotas alimentarias. De 10 consultas, 4 o 5 se refieren a padres insolventes que evaden el registro formal de empleo, complicando así cualquier intento de embargo o acción legal efectiva, detalló Hernández.

La situación se agrava con los movimientos migratorios internos, donde algunos padres se trasladan a otras provincias, dificultando aún más el seguimiento judicial. Tenemos casos de padres que se mudan a lugares remotos, como pueblos en Jujuy, y es casi imposible localizarlos para cumplir con sus obligaciones ya que “, señaló el abogado.

Hernández concluyó resaltando la importancia de abordar estos problemas desde una perspectiva integral, considerando las condiciones económicas y sociales que los perpetúan. Además, instó a las autoridades a implementar políticas más efectivas para garantizar el cumplimiento de las obligaciones alimentarias y combatir la violencia de género de manera más eficaz.