Condenaron al funcionario narco de Melella a 2 años y 8 meses de prisión

El ex subsecretario de Obras y Servicios Públicos de la gestión de Gustavo Melella, acusado de integrar una banda de narcotraficantes con base en la ciudad de Río Grande que ingresó a la provincia 24 kilos de marihuana en plena pandemia de coronavirus, fue condenado por la Justicia Federal a 2 años y 8 meses de prisión por el delito de “confabulación en la comercialización de estupefacientes”.


Gustavo Gabriel Caro recibió esa pena a través de un fallo dictado por el juez del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tierra del Fuego, Guillermo Quadrini, durante un procedimiento de juicio abreviado por el que también resultaron condenados los demás integrantes de la banda narco.


La sentencia fechada ayer asegura que el ex funcionario de Melella “fue el encargado de colaborar en las actividades de comercio de estupefacientes ejecutadas por Agustín Anchodorqui (otro de los acusados) incluso llevando y trayendo “paquetes” que éste último le requería desde y hacia la ciudad de Rio Grande y la localidad de Tolhuin; todo ello sin perjuicio de que la prevención durante la etapa investigativa no logró verificar y/o secuestrar en su poder sustancia estupefaciente alguna”.


Además, Caro fue identificado como la persona que el 14 de mayo de 2020 egresaba del domicilio de Anchordoqui “portando un elemento, que por sus características morfológicas, puede razonablemente asociarse como aquel acto exteriorizador que requiere el esquema conspirativo que se viene analizando”, entendió Quadrini.


Caro había sido procesado en primera instancia por la jueza Federal riograndense Mariel Borruto, en un fallo que luego ratificó la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia, Chubut.


Después de ello, el fiscal Marcelo Rapoport solicitó la elevación a juicio de las actuaciones y la jueza Borruto hizo lugar al pedido, con lo que el expediente ingresó al Tribunal Oral Federal en lo Criminal de Tierra del Fuego, el 27 de noviembre de 2020.


El ex funcionario quedó involucrado en la investigación a partir de una serie de operativos realizados entre el 15 y el 19 de junio de 2020 que concluyeron con el hallazgo de 24 kilos de marihuana ingresados a la Isla en un camión de transporte de carga.


El 22 de julio del mismo año, Caro fue procesado por la jueza Borruto, quien le adjudicó el delito de «transporte de sustancias estupefacientes con fines de comercialización».


La Cámara de Apelaciones cambió esa figura y concluyó que el funcionario habría cometido el delito de «tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, en grado de partícipe necesario».


Entre las pruebas se valoraron los mensajes telefónicos donde Caro le solicitaba a otro miembro de la banda «un par de CDs», tal como se conoce en la jerga delictiva al fraccionamiento de 25 gramos de marihuana.


Por su parte, en la causa consta la visita del subsecretario a uno de los domicilios donde se fraccionaba la droga y su salida «con una bolsa conteniendo un objeto rectangular» que sería un «ladrillo de marihuana», con el agravante de que, para ello, se desplazaba en una camioneta oficial perteneciente al Estado fueguino.
«Su posterior traslado a Tolhuin y regreso a la ciudad de Río Grande nos otorgan indicios suficientes para afirmar que Caro prestaba una colaboración (a otros miembros de la banda)», señaló, en su momento, el pronunciamiento de la Cámara.


Por su parte, la investigación acerca de si el ex subsecretario gestionó certificados para que pudieran circular como personal esencial, en vehículos oficiales, otros miembros de la banda durante la cuarentena por la pandemia de coronavirus, fue girada a la justicia provincial.


Si bien la jueza Borruto lo había procesado por este hecho, los camaristas entendieron que no se demostró que el certificado falso haya sido utilizado para las maniobras de narcotráfico.


En el juicio abreviado, el juez Quadrini ratificó esos criterios y condenó, además de Caro, a otras ocho personas acusadas de integrar la banda narco: Carlos Bennati, Agustín y Gustavo Anchordoqui, Gastón Denis Almada, Juan Duarte, Eduardo Luis Alcoba, Dylan Portal y Enzo Ojeda, según el siguiente detalle:
Almada: cuatro años y seis meses de prisión.
Bennati: cuatro años y seis meses de prisión.
Agustín Anchordoqui: seis años de prisión.
Duarte: tres años de prisión en suspenso.
Alcoba: tres años de prisión en suspenso.
Portal: tres años de prisión en suspenso.
Ojeda: tres años de prisión en suspenso.
Gustavo Anchordoqui: tres años de prisión en suspenso.


En relación a Caro, el Gobierno de la provincia informó a los pocos días de su vinculación con la causa que se había resuelto su «licencia del cargo sin goce de haberes», mientras que su desvinculación definitiva del cargo se produjo varios meses más tarde.


En el proceso penal, el ex subsecretario fue defendido por el abogado Francisco Ibarra, el mismo que también asistió al gobernador Gustavo Melella en una causa en la que fue denunciado por «abuso sexual coactivo» de tres obreros de la construcción.