COMUNICACIÓN EN TIEMPO DE CRISIS. Luis Castelli recomendó sobriedad y empatía de los liderazgos

El politólogo y especialista en comunicación política reclamó de la clase dirigente una actitud comunicacional sobria ante los severos padecimientos del ciudadano común. Desligó de su análisis la “burbuja” de la Convención Estatuyente, pero reclamó empatía con la crisis generalizada.

El politólogo y director de la consultora Vox Populi, Luis Castelli, pasó por el programa Noticia de Tapa Radio en donde analizó desde su visión la profunda crisis en la que está inmersa nuestro país, y en especial papel que desempeña la comunicación en tan crítico momento.

Castelli consideró que, en situaciones de crisis como las actuales, lo esperable en la clase dirigente “es la sobriedad”. En tal sentido evaluó que “no debe haber espacio para para actos frívolos ni todo tipo de comunicaciones, desde una foto hasta un acto, en donde no se transmita sobriedad, preocupación, consustanciación con la realidad, con lo que está pasando” desde su punto de vista la actitud que un político debería adoptar.

Consideró que la sobriedad y recato que se debería imponer colisiona con la propia naturaleza de los medios en busca de la noticia urgente: “Los medios se han vuelto cada vez más voraces en términos de necesitar de las noticias destacadas o destacables, que llamen más la atención para ser más leídas o comentadas”.

Sin embargo, se manifestó opuesto a cualquier tipo de limitación o censura en la información pública: “Limitar eso estaríamos yendo en contra de una libertad básica del sistema democrático. No sería ni recomendable y a todas luces sería repudiable”. Por lo tanto, distinguió que “la responsabilidad más que en los medios, hoy está en las instituciones y en los actores de las instituciones”.

Consultado sobre el paradójico caso actual de la Convención Estatuyente, donde se debaten temas reglamentarios de su funcionamiento mientras el país se incendia, Castelli lo relativizó al sostener que “es un proceso que se previó hace meses. En las circunstancias actuales da la sensación que la discusión que lleva adelante la Convención es paralela a una realidad, que seguramente no estaba en los planes de nadie”.

En ese contexto, reclamó que a los temas de la Carta Orgánica “hay que ponerle una dosis de la realidad política, que yo recomendaría que todos los actores tuvieran presente. Que la discusión política local no se agote en la Carta Orgánica, sino que empatice con la preocupación que estamos teniendo gran parte de la población”, distinguiendo que son temas que obviamente exceden largamente la responsabilidad y capacidad de respuesta de un convencional constituyente municipal. “Sí creo que deberían empatizar con lo que le está preocupando a gran parte de la sociedad fueguina y argentina” insistió.

En términos comunicacionales, Castelli abordó los numerosos fallidos protagonizados por las máximas autoridades nacionales en ocasión de la profunda crisis: “Son esas cosas que desde la comunicación irritan y que uno debería recomendarle que eviten a los que encabezan las instituciones, porque es un momento sensible” en función de las preocupaciones de la gente. Desde el punto de vista de la comunicación, “debieran empatizar con lo que está sucediendo y virar su comunicación hacia ese espacio de sobriedad, de seriedad, de responsabilidad institucional” volvió a reclamar.

El experto amonestó también al presidente Alberto Fernández por sus varios desaciertos comunicacionales en épocas de pandemia, por ejemplo, la cena con varias amistades en Olivos, mientras reclamaba estrictas medidas de aislamiento a la población: “Lo de la cena fue como la frutilla del postre, la gota que rebalsó el vaso, porque veníamos de un primer desborde en el funeral de Maradona y de todo lo que sucedió en torno de los vacunatorios VIP”, recordó.

Por eso apreció que no se trató tan solo de un hecho aislado, “sino una concatenación que fue minando la confianza de la población en el gobierno y en lo que sucedía en torno a la pandemia. Como que sucedían cosas que no tenían relación con las medidas que se nos exigía al resto de la población”.

Finalmente, Luis Castelli consideró que la comunicación es “un factor central” en donde las señales que se emitan desde las instituciones o personas con algún tipo de responsabilidad institucional, “son importantes, porque los medios en definitiva después recogen esas señales. Entonces estamos todos hiperconectados, no sé si hiperinformados, pero hiperconectados, seguro”.