PELIGRO AVALANCHAS. Alertan por el alto riesgo de avalanchas de nieve

Autoridades de la ciudad de Ushuaia, en Tierra del Fuego, recomendaron hoy “abstenerse de transitar las laderas de las montañas que dan al Canal Beagle” debido a la repetición de avalanchas que en dos casos dieron lugar a incidentes con esquiadores atrapados.

La Dirección Municipal de Defensa Civil emitió un alerta por avisos de avalanchas durante las últimas jornadas, y las atribuyó a las “condiciones meteorológicas” imperantes en la zona.

“La central telefónica de la repartición ha recibido una serie de avisos vinculados al avistaje de avalanchas en distintos sectores montañosos, que en algunos casos se pueden ver desde el centro de la ciudad”, explicó el organismo a través de un comunicado.

Por ello, se solicitó a caminantes y esquiadores no transitar por las laderas sudestes de las montañas que dan al Beagle, mientras se mantengan las actuales condiciones.


avalanchas 1
Imagenes de zonas con avalanchas

Una joven esquiadora de 25 años, Bárbara Julieta Aguado, fue atrapada por una avalancha durante un incidente registrado el 21 de junio en inmediaciones del Cerro Godoy, una elevación de 1100 metros de altura próxima a la ciudad.

Aguado pudo ser rescatada después de un operativo de siete horas y se solo sufrió lesiones leves.

Por su parte el 9 de julio, otro joven esquiador que practicaba esquí de travesía en el Glaciar Martial también fue sorprendido por una avalancha y quedó sepultado bajo 1,5 metros de nieve.

El joven logró ser rescatado gracias a la pericia de “Tango”, un perro entrenado para este tipo de siniestros que marcó el lugar donde se encontraba y posibilitó el hallazgo.

El geólogo e investigador del Centro Austral de Investigaciones Científicas (Cadic) dependiente del Conicet, Jorge Rabassa, declaró a medios de prensa fueguinos que las autoridades deberían vedar el ingreso de personas a sectores determinados de la montaña.

“El esquí de travesía es muy lindo, pero en las condiciones actuales de los Andes fueguinos debería permitirse únicamente bajo control estricto”, señaló Rabassa, y recordó que incidentes como los ocurridos no solo ponen en riesgo a los esquiadores sino a los rescatistas que “tienen que salir a veces durante la noche a encontrar personas que han desaparecido”, señaló.

“Los paisajes glaciarios esculpidos por el hielo en áreas montañosas se caracterizan por pendientes rocosas muy fuertes, consecuencia del trabajo del hielo sobre las rocas en las que se desplaza. En la cordillera fueguina, las condiciones son ideales para este tipo de procesos, como aludes, avalanchas y caídas de rocas. El clima frío, con congelamientos y descongelamientos muy marcados, generan inestabilidad en esas pendientes, reflexionó el experto.

Cerro Castor, el principal centro de esquí ubicado a 26 kilómetros de Ushuaia, creó un “servicio de seguridad de pistas” que determina en forma diaria el riesgo de aludes o avalanchas de nieve en diferentes zonas del complejo, según informaron fuentes de prensa del establecimiento.

“Trabajamos en la faz preventiva, determinando diariamente el índice de riesgo correspondiente y brindando esa información a instructores, personal del centro y usuarios”, detallaron los voceros.

Para transmitir esos datos, el complejo coloca carteles específicos en la cota 480 y en la cumbre del Cerro Krund, sobre el que están emplazadas las instalaciones.

“Básicamente se advierte cuando existe riesgo en algún sitio puntual del dominio esquiable o efectuando declanchamientos mediante maniobras manuales cuando las condiciones lo requieren”, indicaron las fuentes consultadas.

Las tareas preventivas incluyen estudios estratigráficos periódicos del manto de nieve y “observaciones permanentes sobre su estabilidad”.

“Se asientan diariamente los registros meteorológicos de tres puntos de la montaña (base-cota 480 y cumbre) donde figuran los datos de temperatura, viento, nubosidad, acumulación parcial y acumulación total de nieve. Con ello se realiza el primer diagnóstico”, explicaron los voceros de Cerro Castor.